×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
03 Julio 2020 04:05:00
18 partidos
Escuchar Nota
Los casos de Covid-19 en Coahuila continúan en aumento, por tal motivo, en esta semana el Gobierno del Estado se ha visto obligado a emitir nuevas medidas sanitarias, con la esperanza de frenar en lo posible los índices implacables de propagación entre los ciudadanos. Por consecuencia de lo anterior, muchas actividades que no son tan indispensables tendrán que seguir esperando el momento ideal para empezar a funcionar.

Así pues, entre esas actividades que no son de vital importancia, se encuentra sin duda, la reanudación del proceso electoral local, para la renovación del poder legislativo coahuilense, es decir, la elección de diputados, la que desde abril se detuvo por evidentes razones sanitarias. Por desgracia, esta postergación indefinida del proceso eleccionario en Coahuila, hace que el mismo se complique más, por cada día de retraso que acumula.

Para quien dude de mi anterior aseveración, le recuerdo que ante la ausencia de leyes claras, el proceso electoral ha sido postergado indefinidamente, mediante un acuerdo extraordinario del consejo general del INE, el cual, en ejercicio de sus facultades para atraer la elección coahuilense y suspenderla, se fundó en una interpretación bastante sui géneris de las leyes aplicables, lo que ahora hace que esa suspensión sea por demás discutida, y por consecuencia cuestionada.

Aunado a lo anterior, se hace necesario que esta elección se realice en este mismo año 2020, ya que de no ser así, se correrá el riesgo de que los coahuilenses comencemos el año 2021 con un órgano legislativo acéfalo o sin legisladores, dado que el mandato de los diputados, es improrrogable. Además, recordemos que el proceso electoral federal 2020-2021, iniciará el próximo día 1 de septiembre, lo que lo hará más difícil de sobrellevar, por el empalme de ambos procesos en este año.

Pero, por si lo anterior fuera poca causa de preocupación, y suponiendo que por esta razón extraordinaria de la pandemia, el INE decidiera postergar el proceso electoral coahuilense de diputados locales, hasta empatarlo con el proceso electoral federal del año 2021, el cual, dicho sea de paso, será el más grande y complejo en la historia del país, existirá otra nueva gran dificultad para el proceso coahuilense, y que lo es que, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral, ineludiblemente, el 31 de agosto próximo, deberá otorgar los registros a nuevos partidos políticos nacionales, los que en determinado momento, hasta podrán participar en el proceso local con candidatos a las diputaciones en Coahuila, esto, ante la falta de una ley clara que haya previsto este escenario.

Es decir, que de igualarse la fecha de la jornada comicial del pasado 7 de junio, en la cual elegiríamos a 25 candidatos propuestos por 11 partidos políticos, con la de la elección federal, los coahuilenses corremos el riesgo de tener que aguantar las candidaturas de otros 7 partidos más, y así llegar a 36 postulantes por distrito, ya que hasta el día de hoy, son precisamente siete las organizaciones políticas que mantienen una franca posibilidad de convertirse en partidos políticos nacionales el próximo 31 de agosto, y poder con ello competir en el próximo proceso electoral federal que inicia el 1 de septiembre y que amenaza con empatar al coahuilense.

Imprimir
COMENTARIOS