×
hace cerca de 2 meses
[Ramos Arizpe]

Ponen fervor y sazón abuelas a sus gorditas en Ramos

Tienen más de tres décadas ofreciendo sus antojitos a ramosarizpenses

Imprimir
Ponen fervor y sazón abuelas a sus gorditas en Ramos
Escuchar Nota


Ramos Arizpe.- acumulan una experiencia superior a los 300 años. Son conocidas en Ramos Arizpe no solo como las “abuelitas guadalupanas”, sino porque preparan gorditas de harina y de maseca que venden en el exterior de la iglesia San Nicolás de Tolentino.

Son productos tan bien hechos que solo bastan poco más de tres horas entre la mañana y el mediodía para que se vendan por completo las gorditas rellenas de chicharrón prensado, queso con rajas, frijoles con chorizo y huevo con chorizo que ellas mismas preparan con gran devoción.

Las cuatas María de Jesús y María del Carmen, de 54 año y con domicilio en la colonia Anacahuita; Virginia Rangel, de 77 y del barrio Nuevo Ramos; María del Rosario González, de 70 y quien habita en la colonia Fidel Velázquez, y Martha Gutiérrez, de 70 años, de la Zona Centro, conforman este grupo de católicas, quienes se caracterizan por venerar desde muy pequeñas a la Virgen de Guadalupe.

La venta de gorditas es exitosa y se agotan porque su presentación es una sonrisa. Y si se agrega que las señoras tienen un carácter sencillo y un gran sentido altruista, las gorditas se vuelven inigualables.

“Los guisos que preparamos para las gorditas los hacemos con corazón y con mucho amor. Lo que queremos es que se acaben para juntar el dinero que se pueda y apoyar las rehabilitaciones que se efectúan no solo en San Nicolás de Tolentino, sino en otras iglesias de la localidad”, dice doña Virginia.


Desde hace más de 30 años “las abuelitas guadalupanas” mantienen una amistad respetuosa entre ellas. Su espíritu bondadoso influye para que los feligreses que salen de misa durante la mañana acudan a su puesto para comprarles gorditas.

Entre 150 y 180 gorditas es la producción que efectúan las cinco abuelitas cada domingo. Y según doña Martha, una luz con energía las ilumina no solo el séptimo día de cada semana, sino los 365 días del año, para poder realizar actividades a favor de la Iglesia Católica ramosarizpense.


Imprimir
te puede interesar