×
hace 1 mes
[Saltillo]

Muestran trabajadores saltillenses su fe

Esta es la peregrinación más grande que se realiza en la ciudad en el marco de los festejos de la Virgen de Guadalupe.

Imprimir
Muestran trabajadores saltillenses su fe
Escuchar Nota


Saltillo, Coah.- La señoras rezaban el rosario con devoción, los niños matachines danzaba con ímpetu, el viejo de la danza espantaba a unos cuantos; los mariachis entonaban una canción, y el padre bendecía a la multitud; fue un día lleno de fe el que se vivió en Saltillo.

Un aproximado de 10 mil trabajadores peregrinaron la mañana de este domingo al Santuario de Guadalupe, entre cánticos, rezos, danzas y un gran fervor por la Morenita; igual iban enfermeras que operarios y choferes, empleados de distintas empresas y sindicatos.

“Esta es la peregrinación más numerosa, y se puede palpar la fe de nuestra gente, es la fe de nuestro pueblo en la Virgen de Guadalupe, en Jesucristo Nuestro señor”, refirió el rector del Santuario, Andrés Carrasco, quien resaltó la devoción de los trabajadores guadalupanos y su muestra de fe.


Con veladoras y flores los miles de trabajadores arribaron al santuario para encomendarse a la Virgen de Guadalupe y para agradecerle el trabajo con el que han sido bendecidos.

“Venimos a agradecer y a pedirle por la salud de nuestras familias y nuestros pacientes y de que nos permitió estar un año más aquí con ella”, señaló Judith Alejandra, quien labora como enfermera en el Hospital Universitario.


Las calles de Isidro López Zertuche y Pérez Treviño atestiguaron la fe de un pueblo, la devoción que mueve multitudes y enciende corazones, sobre todo si se trata de la Virgen de Guadalupe


Más que ritos

Ser guadalupano es más que hacer ritos, declaró el obispo Raúl Vera López, por lo que exhortó a los devotos a que su fe se traduzca en acciones en favor del prójimo.

“Pues que la Virgen de Guadalupe lo que quiere es que tengamos justicia, que todos los juan diegos que ella vino a llamar tengan una vida digna y que la verdadera devoción es convertirnos todos los católicos, no nada más es echarle piropos y no nada más de un novenario”.




Imprimir
te puede interesar